Actores en el casino

Durante el rodaje, en el año 2001, del film Ocean’s  Eleven, muchísimas fueron las escenas que se rodaron en salas de juego de casinos auténticos de Las Vegas. El ambiente entre el equipo de rodaje era excelente y, a pesar de tratarse de una película coral y plagada de primerísimas estrellas de Hollywood, la relación entre ellos no podía ir mejor.

Frecuente eran los momentos de rodaje en el que los actores aprovechaban para ir a jugar y apostar. A pesar de ser un lamentable jugador, George Clooney se sentaba en la mesa de blackjack junto a su amigo Matt Damon, el cual sí dominaba  el juego a la perfección y rara era la vez que no se llevaba un buen puñado de fichas como ganancias.

Una de las noches, después del rodaje, Matt y George se sentaron en una de las mesas y el último, a pesar de jugar tan mal, tuvo ganas de probar suerte. Pero nuevamente la fortuna no le acompañó, perdiendo todo lo que llevaba encima mas 600 dólares que le pidió prestados a Damon.

No le sentó demasiado bien al bueno de Clooney que su compañero se echase unas risas a costa de su mal pata como jugador, por lo que, para vengarse, le devolvió los 600$ en un cheque, en el que había puesto como condición al banco para  realizar el pago a Matt Damon sólo si éste bailaba frente al cajero.

Otra simpática anécdota, que también tiene como protagonista a Matt Damon durante el rodaje de  Ocean’s  Eleven,  es la que le ocurrió cuando en un descanso invitó al director del film, Steven Soderbergh, a que lo acompañase al casino a jugar al Blackjack, pero éste se negó. Extrañado,  Matt le preguntó a su director:

-¿Qué te pasa? ¿no te gusta apostar?

-Por supuesto que sí- contestó Soderbergh –¿No ves que ahora mismo estoy apostando por vosotros con el dinero de la Warner Bros.?


Esta entrada fue publicada en Actores, Directores de cine, Jugadores. Guarda el enlace permanente.