Alejandro Magno y el pirata

Llevaron preso ante Alejandro Magno al capitán e un barco pirata. Preguntado este hombre por el mismo rey, si le parecía bien tener el mar infestado con sus piraterías, el pirata le contestó con insolente contumacia:

-Lo mismo que te parece a tí tener infestado el orbe: sólo que yo porque pirateo con un pequeño bajel, me llaman ladrón y a tí, que con una armada imponente pirateas, te aclaman Emperador.

Esta entrada fue publicada en Piratas, Reyes. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario