Consejos antes de la boda

Un joven amigo de Francis Croisset estaba a punto de casarse y el escritor le dijo:

-No sé si tu mujer es hermosa o fea, pero escucha bien. Si es hermosa no se lo digas pues es inútil, ya que lo sabe antes que tú. Dile en cambio: “Eres muy inteligente.” Y ella lo creerá porque lo espera. Si, en cambio, es fea entonces debes decirle frecuentemente: “Oh, qué hermosa eres,” y ella pensará: “Me he casado con un alma de artista.”


Esta entrada fue publicada en Escritores. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario