Edison y la máquina que habla

En cierta ocasión una señora se le acercó a Thomas Alva Edison y le dijo con cierto retintín:

«¿Es usted el que ha inventado esa máquina que habla?»

Edison respondió:

«No, señora. La primera máquina parlante la sacó Dios de una de las costillas de Adán. Yo he inventado una máquina que uno puede parar cuando ya se ha cansado de oirla»

Esta entrada fue publicada en Inventores. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario