El espectáculo estaba fuera

El empresario Phineas Taylor Barnum montó a mediados del siglo XIX el “Circo-Zoológico ambulante P.T.Barnum” y con él se dedico a recorrer los Estados Unidos con un sorprendente espectáculo en el que (según anunciaba) había un sorprendente toro que daba saltos mortales y hablaba varios idiomas.

Aun valiendo un dolar la entrada (de aquel entonces), había grandes colas para verlo. En cierta ocasión, en una de las plazas donde habían instalado  el circo ambulante, observó a un hombre deseoso de contemplar el espectáculo, pero que se quedaba en la puerta, al preguntárle por el motivo por el cual no entraba, el hombre le respondió:

-¿Un dolar? Me es imposible. Soy obrero, tengo siete hijos, mujer y suegra, y vivo con 15 dólares semanales

-¿Diez personas con 15 dólares? Pase usted gratis, amigo- le ofrecio Barnum – Quiero que mi toro le vea. ¡Es usted más extraordinario y más fenómeno que él!

Esta entrada fue publicada en Circenses, Empresarios. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario