El Mariscal de Richelieu y las mujeres

La Marquesa de Saint-Pierre estaba en una reunión donde se decía que el Mariscal de Richelieu había tenido muchas mujeres sin jamás haber amado a ninguna:

-¡Sin amar! Eso se dice rápido -respondió ella- Sé de una mujer por la que él volvió de trescientas leguas…

Y narró la historia en tercera persona, y, en el calor de su narración, concluyó:

-La llevó a la cama con una violencia increíble, y allí pasamos tres días.

Esta entrada fue publicada en Amantes, Aristócratas. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario