El tamaño sí importa

Durante el proceso que emprendió Enrique VIII contra su esposa Ana Bolena, acusó a ésta de “traición y adulterio” y le recliminó las palabras usadas por ella para referirse al miembro viril del monarca:

– La espada del Rey no pasa de ser una simple navaja


Esta entrada fue publicada en Reinas, Reyes. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario