Escena de riesgo de Burt Reynolds

En 1972, durante el rodaje de la película Deliverance, John Boorman el director del film decidió utilizar un muñeco para una escena arriesgada que debía rodar Burt Reynolds en una cascada.

El actor se negó a utilizar un muñeco que los sustituyese y se empeñó en interpretar él mismo dicha escena.

La escena fue más complacada de lo que habían previsto y la fuerza del agua arrancó la ropa y golpeó con fuerza a Burt Reynolds contra las rocas, provocándole una fractura de coxis. Nada más terminar, y dolorido por los golpes y la fractura, Reynolds se acercó al director y le preguntó como había visto la escena. Boorman sin inmutarse contestó:

«Igual que si lo hubiera hecho un muñeco cayendo por una cascada»

Esta entrada fue publicada en Actores, Directores de cine. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario