Imberbe pero preparado

Con motivo del nombramiento del nuevo Papa Sixto V, el Rey Felipe II mandó a Roma una comisión encabezada por un condestable de Castilla de tan solo 14 años.

El pontífice se ofendió por la juventud del emisario diplomático y le preguntó al joven:

– ¿Tan necesitado está vuestro rey de hombres que me manda a un imberbe?

La respuesta del joven dejó petrificados a todos los presentes:

– Santidad, si mi rey creyera que la respetabilidad radica en la barba hubiera delegado a un macho cabrío.


Esta entrada fue publicada en Diplomáticos, Papas, Reyes. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario