Incendio en el Palacio Real

En 1604 un incendio asoló el Palacio Real de El Pardo, en Madrid. Quedó destruida la mayor parte de las obras pictóricas que había atesorado allí la Casa de Austria.

Felipe III era un gran admirador de Tiziano y al enterarse del incendio preguntó:

– ¿Se ha quemado la Venus de Tiziano?

Le respondieron que afortunadamente no había quedado dañada. El monarca añadió:

– Pues lo demás no importa, ya se volverá a hacer.

Esta entrada fue publicada en Reyes. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario