Julia Roberts, el Oscar y el televisor

Durante la ceremonia de los “Oscar” del  año 2001, para que la gala no se alargase (la anterior había durado más de cuatro horas) la Academia anunció que premiaría al discurso más breve con un espectacular televisor.

Julia Roberts recogió el Oscar de ese año como mejor actriz, por su interpretación en la película “Erin Brockovich” y cuando estaba en el escenario dijo:

-Qué demonios, yo ya tengo tele, y como no sé si voy a volver a estar aquí arriba en toda mi vida, me voy a tomar el tiempo que necesite para agradecer el premio a quien quiera

Esta entrada fue publicada en Actrices. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario