La opinión de la reina Victoria

Le llegaron rumores a la reina Victoria I del Reino Unido de que cierto ministro iba hablando mal de ella por los salones y tertulias. En vez de enojarse, le quitó importancia al asunto diciendo:

-No pienso ocuparme de lo que el ministro opine de mí; lo que debe importarle es lo que opine yo de él

Esta entrada fue publicada en Reinas. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario