La poca modestia de Dalí

En cierta ocasión se le acercó a Salvador Dalí la actriz francesa Madeleine Renaud. Se encontraba entusiasmada y le dijo al pintor:

-Quiero que sepa que le admiro muchísimo y que no hay duda de que es usted un genio

Dalí la miró, sonrió y se limitó a contestarle:

-Pienso como usted, señorita

Esta entrada fue publicada en Actrices, Genios, Pintores. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario