Las advertencias de papá Kemble

El director de teatro Roger Kemble tenía terminantemente prohíbido a su adolescente hija Sarah (de adulta Sarah Siddons) que se acercara a los jovenes actores con los que trabajaba, ya que quería para ella “un buen matrimonio”.

Un día, Kemble se enteró que la jovencita se estaba viendo a escondidas con uno de sus actores:

-Cariño ¡pero si es el peor actor de la compañía!

-Exacto- replicó Sarah -Nadrie podría llamarle actor. Así que no he incumplido en absoluto tus normas

Esta entrada fue publicada en Actores, Actrices, Directores de Teatro. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario