Lo que molestaba a Cánovas

El presidente del Consejo de Ministros, Antonio Cánovas del Castillo, recibió a unas mujeres que fueron a pedirle un favor, al mismo tiempo que que éstas se disculpaban por ello:

– ¡Ay, don Antonio! Debe usted de estar harto de nosotras, porque no dejamos de pedirle cosas.

El político, conocido también por su fina ironía, contestó:

– Señoras, a mí las mujeres no me molestan por lo que me piden, sino por lo que me niegan.

Esta entrada fue publicada en Políticos, Presidentes. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario