Mark Twain… Dios sabe donde

Coincidiendo con la fecha de su cumpleaños, un grupo de amigos de Mark Twain decidió mandarle una carta felicitándolo. El único problema que había es que no sabían dónde se encontraba el viajero y trotamundos de su amigo y decidieron, tras varias deliberaciones, poner como destino en el sobre:

“Mark Twain, Dios sabe dónde”

Varias semanas después llegó una carta de Twain en la que ponía:

“Lo supo”

Según algunas fuentes, más tarde le enviaron otra carta, esta vez en el destinatario ponía:

“Mark Twain, el Diablo sabe donde”

A la que Twain respondió:

“Lo supo, también”

Frecuentes fueron las cartas que le enviaron con las siguientes señas: “Mark Twain, Estados Unidos”, “Mark Twain, el Mundo”, “Mark Twain, en algún lugar” “Mark Twain, en cualquier lugar”.

Esta entrada fue publicada en Escritores, Novelistas. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario