Napoleón el tramposo

Napoleón Bonaparte odiaba perder y, jugando a las cartas, no vacilaba un instante en hacer trampas que sus contrincantes admitían sin decir nada al respecto.

Cierto día, jugando a los bolos con el General Drout, el emperador le preguntó:

-¿Cómo diablos es que no puedo ganaros ni una sola vez?

El general replicó:

-Sire, porque a los bolos no se pueden hacer trampas

Esta entrada fue publicada en Emperadores. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario