Que tenga cuidado el toro

Se encontraba toreando en Barcelona Matías Lara “Larita”, cuando su banderillero se le acercó y le dijo:

-Maestro, que ese toro lleva muy malas intenciones; tenga usted cuidado.

El matador lo miró muy serio y replicó:

-Si son malas las suyas, ¡no veas las mías!. A ver si se lo dices al animal, para que también él vaya cogiendo miedo.

Esta entrada fue publicada en Toreros. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario