Robert Wilhelm Bunsen y los nombres

Robert Wilhelm Bunsen tenía fama de no acordarse nunca de los nombres de las personas. En una ocasión, recibió una visita de un colega químico para tratar unos asuntos científicos. Incapaz de acordarse del nombre del interlocutor, Bunsen dudaba entre dos de ellos: Streker y Kekulé.

Al término de la reunión, el químico se decidió or uno de los dos nombres que tenía en mente y dijo:

-No se imagina usted que durante un momento creía que usted era Streker.

-Yo soy Streker– respondió perplejo el invitado.

Esta entrada fue publicada en Químicos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario