Russell Crowe y los tigres

Durante el rodaje de Gladiador, Russell Crowe tenía que aparecer en varias escenas luchando con unos tigres poco disciplinados y que se negaban a seguir las instrucciones. Estas secuencias se alargaron doce días que fueron agotadores para el actor.

El 13º día hubo un descanso y Russell Crowe recibió una nota del director del film, Ridley Scott, que le pedía que no aprovechase el parón del rodaje para jugar al fútbol (deporte que apasiona al actor) porque no podían permitirse el lujo de que se lesionase.

Crowe, furioso y ofendido, envió otra nota como respuesta:

«¿Puedo luchar con cuatro tigres, pero no puedo jugar un partido de fútbol? Superadlo. Con amor, Russell»
(“I can wrestle with four tigers, but I can’t play a game of soccer? Get over it. Love, Russell.”)


Esta entrada fue publicada en Actores, Directores de cine. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario