Servido por el rey

Estaba siendo pintado en un retrato Carlos V, cuando al pintor Tiziano se le cayó al suelo uno de sus pinceles.

El rey estando más cerca del objeto, sin importarle lo más mínimo, se agacho, cogió el pincel y se lo dio al pintor, mientras le decía a éste:

– Merecedor es Tiziano de ser servido por César

Esta entrada fue publicada en Pintores, Reyes. Guarda el enlace permanente.