Un erudito gafado

Évariste Galois (1811-1832) fue un matemático genial que desarrolló la teoría de grupos. Su corta vida estuvo salpicada de infortunios: tres de sus artículos sobre matemáticas se extraviaron o fueron rechazados por incompresibles, en dos ocasiones se le denegó el ingreso en la Escuela Politécnica, fue detenido por sus abiertas convicciones republicanas, se vio implicado en un duelo sangriento por una dama y fue procesado.

Mientras se encontraba en la celda, empleó toda la noche para transcribir a papel todos sus descubrimientos matemáticos.

Dos días antes de su muerte, Galois fue liberado de su encarcelamiento. Los detalles que condujeron a su duelo (supuestamente a causa de un lío de faldas) no están claros. Lo que queda para la historia es la noche anterior al evento. Évariste Galois estaba tan convencido de lo inmediato de su muerte que pasó toda la noche escribiendo cartas a su amigos republicanos y componiendo lo que se convertiría en su testamento matemático.

Esta entrada fue publicada en Matemáticos, Presos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario