Un fugaz y corto matrimonio

Sonado fue el romance que mantuvieron las dos estrellas del cine mudo, Rodolfo Valentino y Jean Acker, que acabó en un fugaz y corto matrimonio que se acabó la misma noche de bodas, cuando la recién casada decidió abandonar a su recién estrenado marido.

Al ser preguntada por el motivo de tal rápida separación, la actriz contestó:

-Valentino es un buen amante… pero de la tranquilidad

Esta entrada fue publicada en Actores, Actrices, Matrimonios. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario