Un psicólogo demasiado curioso

Tras varias sesiones acudiendo al psicoanalista, el dramaturgo Tennessee Williams decidió dejar de ir a la consulta.

Cuando le preguntaron por el motivo de tal decisión, se limitó a contestar:

-Se estaba metiendo demasiado en mi vida privada


Esta entrada fue publicada en Dramaturgos, Psicólogos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario