Wilberforce, Huxley y la teoría evolutiva

En la junta de la Sociedad Británica de Oxford que se celebró en 1860, el obispo anglicano Samuel Wilberforce, contrario a la teoría evolutiva, se dirigió a Thomas Huxley y le preguntó:

-¿Pretende Darwin descender de un mono por la línea de su abuelo o de su abuela?

Huxley musitó a la persona que tenía a su lado:

-El Señor me lo ha puesto en las manos.

Dicho esto, el naturalista se levantó y tomó la palabra:

-Si lo que me pregunta es si opto por abuelo entre un miserable mono y un hombre tan altamente dotado por la naturaleza, poseedor de grandes recursos e influencia pero que, sin embargo, emplea esas facultades y esa autoridad con el mero propósito de introducir el ridículo en una importante discusión científica, proclamo sin vacilar mi preferencia por el mono.

Esta entrada fue publicada en Científicos, Religiosos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario